Mon Tricot: 1300 Pattern Stitches

La Enciclopedia del Punto

Esta "nueva" edición de La Enciclopedia del Punto es el origen de toda mi sabiduría tejeril. La compró mi madre en el año 1979 y gracias a ella se vistió toda la familia. Por aquella época, la ropa de las tiendas era de buena calidad y, por tanto, cara. Tejer o coser en casa era la alternativa barata, especialmente en hogares como el mío donde el dinero era más bien escaso.

Con este especial de la revista francesa Mon Tricot mi madre pasó de saber tejer solamente punto del derecho y del revés a aprender multitud de puntos, variantes y trucos para que las prendas quedaran mejor. En una casa donde lo viejo y lo que no se usa se tira sin miramientos, es un pequeño milagro que este libro haya sobrevivido. Pero, claro, es que es insustituible.

En blanco y negro

El libro incluye varios métodos de montaje, cierre, aumentos, menguados, 1300 puntos diferentes y consejos varios como sacar la muestra, ahormar las prendas una vez terminadas o tejer ambas mangas a la vez. Las fotografías todavía eran en blanco y negro y hay un glosario de términos muy completo donde se explican las abreviaturas o técnicas empleadas en cada punto.

La némesis de toda tejedora: la muestra

Entre las astucias, como las llamaban en los 70, encontramos, por ejemplo, cómo añadir trozos de tejido a los puños y bajos de los jerséis de los niños para que así les duren más años, o cómo zurcir los agujeros producidos por el desgaste de los calcetines. Trucos y consejos impensables en un libro que hubiese sido editado en nuestra era del consumismo incontrolado y del usar y tirar.

Punto torre Eiffel, mi preferido ♥

Con el tiempo, mi madre me enseñó a mí y poco a poco yo he ido empapándome de todas estas técnicas a priori misteriosas y después tan familiares. Podéis ver que el libro está muy, muy usado. Incluso hoy en día, cuando tengo dudas, miro aquí antes de buscar la solución en Internet, porque en esta enciclopedia escrita hace cuarenta años ya estaba todo explicado.

Y si me veis usar alguna palabra viejuna en vez del término anglosajón de moda o su traducción espontánea ya sabéis de dónde lo he sacado. Seguiré siendo fiel a mis raíces, incluso a contracorriente. ;-)

La publicación de hoy forma parte del proyecto Back to Blogger, una iniciativa puesta en marcha por mademoisellealex. El tema para el mes de enero es vintage. Podéis pinchar en el enlace para leer de qué va el tema y conocer al resto de participantes:


Felices tejidos
Knitting Dictionary Spanish Edition

This Knitting Dictionary "new" edition is the origin of all my knitting knowledge. My mum bought it in 1979 and thanks to this book my family dressed warmly for years. Back then, clothes shops were pretty expensive as they usually sold good quality and durable garments. Sewing and knitting clothes at home was the cheap and sensible choice for many of us who couldn't afford spending money so happily.

My mum learnt many different stitches with this special issue of French magazine Mon Tricot, as well as many techniques and tricks to improve her knits. Before that, she only knew how to knit and purl. In a home like ours where old items and stuff we no longer use are given or thrown away without a second glance, it is a little miracle that this book has survived this long. But, of course, it is simply irreplaceable.

Black & white

The book explains several methods about cast on, bind off, increasing and decreasing, 1300 stitches and assorted advice like how to check your gauge, block garments or knit two sleeves at the same time. The pictures included were still black and white and there was a complete glossary of terms explaining abreviatures or techniques used through the book.

Every knitter nemesis: gauge

Among the hints, as they called them in the 70s, we can learn how to stretch children sweaters so they can wear them several years while growing by adding pieces of knitted fabric below cuffs and hem or how to darn worn-out socks. Just the kind of tricks and advice we will be unable to find in all those books published in our time of consumerism and disposable clothing.

Eiffel Tower stitch, my favourite ♥

As time passed, my mum taught me all these then mysterious, now familiar techniques. You can see the book has been read thoroughy for a long time! Even now, whenever I have a doubt I check this book first before searching on the net, because everything was already explained in this dictionary written forty years ago.

So if I use weird old-fashioned words related to knitting in Spanish instead of using the English fashionable term or its free translation you know whom to blame. I will always be faithful to my roots, even against the flow. ;-)

Happy Knitting

44 comments

  1. Es una joya ese libro , bravo por conservarlo... Besos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Una verdadera joya, Karmen. Una pena que haya sufrido tanto el paso del tiempo, me hubiera gustado conservarlo en mejores condiciones.
      Besos

      Delete
  2. ese libro es una joya , de verdad que hermoso libro
    que hermosa historia ,de verdad son los mejores libros
    guardalo como tesoro

    gracias por participar
    besitos guapa

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sí que lo es, Alex. Gracias a este libro existe mi blog. ;-) No sé si mi entrada se ajusta bien al tema "vintage" de este mes, pero me pareció lo más apropiado dentro de las cosas que podía ofrecer. Me alegra de que te haya gustado la historia.
      Besitos.

      Delete
  3. Ese libro es un tesoro. Mi madre tiene una guía similar de puntos de ganchillo de M&M. Yo heredé un montón de revistas de labores de los años '70 y '80 y gracias a ellas aprendí casi todo lo que sé de tejer ;)
    Un beso.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Totalmente de acuerdo, Ana María: un auténtico tesoro. Me gustaría conservar las revistas de labores de aquella época, pero acabaron casi todas en la basura en cuanto mi madre dejó de usarlas. Por suerte, de esta enciclopedia no tuvo el valor de deshacerse. ;-) Tienes que animarte y hacerle fotos a tu colección también, me gustaría verla.
      Un beso.

      Delete
    2. ¡Qué pena que acabaran tus revistas en la basura! Las antiguas venían con mejores explicaciones. Yo tuve la suerte que mi madre tiene un trastero muy grande y no tira nada salvo que de verdad sea algo totalmente inservible. A ver si tengo un rato y le saco fotos a las revistas ;)
      Besos.

      Delete
    3. Mi madre no es de guardar cosas reemplazables, ya sean ropas, enseres o papeles; ese era mi padre, pero el hombre ni cosía ni tejía. ;-) Ese trastero debe de ser una cámara del tesoro de tu familia, seguro que hay recuerdos de todas las generaciones.
      Besos.

      Delete
  4. Me encanta lo de “astucias”.....como bien dices, en esos tiempos había que estrujarse bien el cerebro para aprovechar y economizar al máximo. Esos trucos del libro ahora nadie los cuenta, se compra otra cosa y a correr.
    Has acompañado muy bien al libro con esas agujas metálicas y el tapete de la época.
    Un post muy entrañable y práctico y una revista que tiene que estar siempre en tu biblioteca de tejer.
    Un besito

    ReplyDelete
    Replies
    1. Lo de astucias me sigue haciendo mucha gracia, ahora decimos simplemente trucos. Se han perdido los parches para las rodilleras y las coderas y los zurcidos de medias y calcetines, las cadenas de textil baratas se han encargado de hacer desaparecer aquellos pequeños arreglos que alargaban la vida de las prendas.
      Es curioso que hayas observado las agujas, Gema. No lo he comentado en la entrada, pero son mucho más viejas que el libro. Mi madre las heredó de la señora que la enseñó a hacer punto. Están algo combadas por el uso, pero siguen igual de afiladas que el primer día.
      Un beso.

      Delete
  5. Es que tengo unas agujas de mi abuela, también combadas y hasta oxidadas, que son igualitas. Me encantaría saber zurcir, en algunas prendas queda chulo¡¡¡

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Uy! Pues como sean el nº 1 de Dama son las mismas. Tendrán como mínimo unos 50 años, puede que más, pero no tienen nada de óxido, parecen nuevas. A mí también me gustaría saber zurcir, que cada vez que lo intento dejo los calcetines peor que estaban, jajaja.

      Delete
  6. Este libro es todo una joya familiar.
    No te parece bonito que pase de generaciones y poder saber tejer gracias a la maestría de los años 70.
    Yo tengo fresca la imagen de mi abuela y mi madre zurciendo calcetines, con aquel huevo de madera que siempre temía cuando caía al suelo y hacía aquel estruendo!!!!
    Realmente estamos en una generación "fácil", estamos comprando cualquier cosa (me refiero mas a calcetines en este caso), y ya estamos pensando que total nos durará una temporada y luego a la basura.
    Pensándolo bien, aquel recién zurcido que se clavaba nada mas ponértelo.
    Viaje a la infancia total!!!!
    Bueno esperando tu nueva publicación.
    Un besote

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me alegro de que te haya gustado este viaje a la infancia, Sita. ¿Sabes que sigo usando ese huevo de madera para zurcir los calcetines? No quedan todo lo bien que deberían porque la aguja y el dedal no son lo mío, pero le pongo empeño que también es importante. ;-)
      Intento cuidar la ropa que tengo en vez de tratarla de cualquier modo y comprar algo nuevo en cuanto se estropea. Es mi pequeña cruzada contra la sociedad de consumo en la que vivimos.
      Un besote.

      Delete
  7. Que lindo tener un tremendo apoyo de esa forma. Wow es una reliquia y son de esas cosas que uno guarda con tanto cariño. Que rico!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, Mar. No hubiera podido tener mejor maestra que mi madre y es muy bonito tener una afición juntas. Ella guarda este libro con muchísimo cariño y lo sigue consultando cuando tiene dudas.
      Un beso.

      Delete
  8. Tenho um de tricot e outro de crochet também bem velinhas !
    Besitos
    Anna

    ReplyDelete
    Replies
    1. De crochet também? Que bom, Anna. Você precisa nos mostrar os seus livros algum dia.
      Beijinhos.

      Delete
  9. ¡¡Toda una joya!! vintage auténtico y del bueno.... del de antes.....
    Has escrito una bonita publicación, te felicito.
    BESICOS.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Pilar. En mi casa se conservan muy pocas cosas viejas o recuerdos, pero me alegro mucho de que este pequeño tesoro siga con nosotros.
      Besicos.

      Delete
  10. Tienes una enciclopedia en tus manos, de esas que no terminan en la basura, porque sigue siendo plenamente actual y como diría mi marido (ahí no se va la luz, ni se cae el sistema)... esta clarito y bien explicado. Me encanta. Un besazo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Un 10 para tu marido, Mavi! Con esta enciclopedia no hay fallos de tecnología que valgan. ;-) Lo mejor de todo es que técnicas que están de moda hoy en día y se las califica de innovadoras o modernas ya venían en este libro. Es una pena que no lo hayan reeditado.
      Besos.

      Delete
  11. What a wonderful book to learn about knitting. It's so nice that your mom taught you how to knit such beautiful creations that you make. :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Thanks, Julie. Sharing a hobby with her is simply wonderful. This book has all the information a knitter needs to know. :-)
      Have a great day!

      Delete
  12. ¡Menuda joya de libro!
    Yo también tengo algunas revistas antiguas de ganchillo de mi madre y me encantan, es lo bueno que tiene guardarlo (casi) todo ;)
    Un beso!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Maite, te envidio muy sanamente, jajaja. Eres una de las afortunadas coleccionistas de revistas de labores antiguas, anda que no tendrán multitud de proyectos bonitos y antiguos para tejer. ¡Disfrútalas mucho!
      Un besote.

      Delete
  13. Qué tesoro tienes!!! Es una reliquia de libro tejeril.

    Yo también aprendí leyendo muchas astucias, o técnicas, de las revistas de mi madre, ella las conserva casi todas, muchos de los trucos y consejos que leemos ahora sobre crochet o tricot en internet se hayan entre las páginas de esas revistas, son auténticos tesoros.

    Guárda ese libro tejeril como oro en paño ;)))

    *Besos de Colores*

    ReplyDelete
    Replies
    1. Eres otra de las afortunadas, Mari Carmen: en mi casa las revistas con patrones se fueron todas a la basura hace muchísimos años. Con estos libros se aprendía un montón. No traerían fotos espectaculares ni bonitas, pero sí mucha información. Guardado está como oro en paño, aunque un poco ajado por la edad y el uso. ;-)
      Besos.

      Delete
  14. Ostres aquest llibre és ben bé un tresor! Quina sort tenir-lo. Una abraçada

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gràcies, Mabel! Sí que ho es, i m'ha ajudat moltíssim. Ja estava tot inventat en aquells dies. ;-)
      Besets.

      Delete
  15. What a wonderful and precious edition you have there Alhana! A true chest filled with treasures! I have some online collections of stitches I find valuable and yes, I do own a vintage 2-volumes book filled with crochet, knitting and sewing projects which I bought several years ago and which I find inspiring and helpful.

    ReplyDelete
    Replies
    1. I would love to see those books, Maya. This special issue doesn't include patterns for clothes or projects, but the content is very clear and educational so you can make your own. All the sweaters and cardigans I wore in my childhood used these stitch patterns. :-)
      Have a nice day!

      Delete
  16. Menuda joya. Seguro que aún puedes aprovecharlo un monton que está lleno de sabiduría tejeril.

    Bicos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ya lo creo, Leti. Muchas de las técnicas que se emplean hoy en día para tejer y se consideran innovadoras ya estaban explicadas en esta pequeña enciclopedia. ;-)
      Besos.

      Delete
  17. Wow... con ese libro te haces la reina del punto!!!
    Qué maravilla!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Ana! La reina es mi madre, en todo caso la princesa heredera, jajaja.
      Un besote.

      Delete
  18. Ohhh !!!! Este libro es una auténtica joya vintage.
    Ahora entiendo porque de tus manos sales esas maravillas, tienes una enciclopedia tejeril, a cuidarlo y a sacarle todo el jugo.
    Un besazo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Me sacas los colores, Palmi! A ver si me animo a hacer algo por mi cuenta con alguno de los puntos tan chulos que trae.
      Besos.

      Delete
  19. Oh...¡Qué tesoro tienes!...concuerdo contigo, en esos viejos libros uno encuentra las mejores explicaciones...yo tengo varios...no sé si tan antiguos y no con tantos puntos. Los he heredado de mi suegra y otras son revistas de labores que compraba en mi juventud. En esta casa los libros son un tesoro, el único problema es que mi casa es chiquita y para buscar algún libro tengo que armar un tremendo desastre.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, Mónica. Mi casa también es pequeña y por eso no podemos conservar todo lo que nos gustaría. Está claro que este libro es uno de los que sí se quedarán pues es imprescindible y no tiene sustituto. No hay nada como heredar la sabiduría de nuestros mayores, ¿cierto?
      Un beso.

      Delete
  20. ¡Menuda maravilla de revista! Me he quedado alucinada con las astucias (me parto, con la palabra 😂😂😂). Desde luego, se nota que es de otra época, por su filosofía. Darte trucos para alargar la vida útil de tus ropas hoy en día sería impensable, cuando se busca el consumismo máximo, empleándose material baraturrio y que se estropea enseguida. Luego está el tema de las modas, que son cíclicas y lo “nuevo y moderno” ya estaba inventado hace décadas. El punto Torre Eiffel se lo he visto a alguien, y ahora no caigo. Quién quiera que fuera debe tener tu revista también 😜😜😜. Creo que has cumplido sobradamente con la temática “vintage”, y me ha encantado echar una visual a tu tesoro. ¡A seguir sacándole tooodo el jugo! Un besote.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Dácil! No entiendo como el Torre Eiffel no se ha convertido en el Comic Sans del punto y está extendido cual plaga por toda la tierra, la verdad. ¡Es monísimo! Tengo pendiente tejerme algo con él, siento que lo necesito. Eso sí, siempre con cabeza y responsabilidad, que bastante lleno tengo el ropero de cosas que no me pongo porque no tengo con qué combinarlas, y cuidándolas al máximo con los consejitos y astucias (jijiji) de este libro. ;-)
      Un besote grande.

      Delete
  21. Jopetas! Me ha dado un vuelco el corazón al ver tu manual de mon tricot. Yo lo encontré en una librería de viejo hace muchos años, cuando mi afición manual era tejer, tejer y tejer... (quien me iba a decir que sustituiría unas agujas por otras...). Justamente ayer me lo eché a los ojos casualmente: en su momento le saqué muuucho partido. Ahora lleva lustros en desuso, pero eso si, a buen recaudo. Me ha encantado tu entrada!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Qué sorpresa, Mary Carmen! No sabía que también tejías además de coser (¿hay algo que no sepas hacer?) y mucho menos que tuvieras este manual. ¡Qué pequeño es el mundo! Mantén esa joya a buen recaudo y no la dejes escapar. Te animaría a que retomaras el punto si no fuera porque me encanta ver tus costuras y temo que te quedaras sin tiempo para todo. ;-)
      Un besote.

      Delete

Gracias por tu comentario y por tu visita. ♥
Thanks for your comment and for stopping by. ♥ 
Obrigada pelo seu comentário e a sua visita. ♥