Voie Lactee

Via láctea azul huevo de pato
English

No hay nada mejor para empezar bien el año que cumplir las promesas hechas en el año anterior y así tomar fuerzas para enfrentarme al temido balance que tendré que hacer dentro de poco, cuando haya puesto las estadísticas en orden. En concreto, a lo que me comprometí fue a publicar este chal en breve y no dejarlo para pasado mañana, como hago siempre. ¡He aquí el chal!

Se trata del Voie lactée que tejí a finales de verano y principios de otoño, cuando la ansiedad de estar ya tres meses en el dique seco pudo más que todo el cansancio acumulado por el insufrible verano. Un día en que cayó un chaparrón breve e inesperado las temperaturas bajaron un par de grados y me dije: esta es la mía. Con el patrón ya en mente salí corriendo a la mercería a comprar estos ovillos que ya tenía vistos de antemano, antes de que saliera el sol y volvieran los sudores pringosos.

Désabillé

Tenía la excusa perfecta: justo tres semanas después que yo cumple años Aki, una persona por la que siento gran admiración y también mucho cariño. Tenemos varios intereses en común, entre ellos la papelería bonita, y ella siempre ha sido muy detallista conmigo. No podía dejar pasar una cifra redonda que suele señalar el ecuador de la vida humana sin mandarle un regalo muy personal y hecho a mano.

Recuerdo que, antes del verano, Aki se había comprado una agenda del mismo color de las lanas, por lo que tuve muy claro desde el principio el color con el que quería trabajar. Y para el patrón necesitaba algo que fuera con su personalidad, algo dulce y femenino, pero que no fuera recargado. En seguida me vino a la mente esta delicadeza de chal cuyo patrón tenía desde hace tiempo y que, incomprensiblemente, aún no había tejido.

Ahora ya está habillé

Fue un proyecto sencillo y agradable que tejí tranquilamente durante un mes exacto, sin prisas, sin estrés y sin ningún tipo de complicaciones. Precisamente lo que necesitaba para ir olvidándome del verano y volver con ánimo relajado a la rutina habitual. Quedará en mi memoria no sólo como un bonito regalo para alguien muy especial, sino también como recuerdo de las tardes en que anochecía cada día un poquito antes, tejiendo plácidamente y disfrutando de cada minuto.

Es un chal en forma de corazón, sencillo y apto para principiantes, que recomiendo a todo el mundo, tanto a los que se están iniciando como a los que ya son expertos y quieren tejer algo sencillo pero no aburrido. Los datos técnicos del proyecto, para quien le dé pereza pasarse por Ravelry, son estos:

Voie Lactée
Lana: ovillo y cuarto, aproximadamente, de Rowan Fine Lace en color chalk 942 (80% alpaca, 20% merino)
Agujas: 4,0 mm.
Tamaño: 115 x 50 cm (medido en forma de corazón, en su parte más ancha)
Patrón: Voie lactée de Mam'zelle Flo (en inglés y francés).
Modificaciones: para hacerlo más grande tejí hasta convertir la pasada 95 en pasada de ojales en vez de la 77.

Voie lactée a la acuarela

Como parte del regalo incluí también una ilustración a la acuarela del chal. Es una nueva iniciativa que espero poder llevar a cabo a partir de ahora en todos los proyectos que vayan para otras casas; no en vano estudié Bellas Artes, aunque mis habilidades pictóricas dejen mucho que desear tras tantos años sin tocar los pinceles.

El paquete llegó a su destino antes de la fecha señalada (milagros que solamente pasan en años bisiestos) y me consta que ambas cosas, chal e ilustración, fueron del agrado de la cumpleañera. :-)

Ondas etéreas y delicadas

Ya lo dice el refrán: lo que bien empieza, bien acaba. Espero que esta promesa cumplida sea una señal de lo mucho que voy a tejer este año, de lo bien que me lo voy a pasar tejiendo y, por qué no, de que éste sea el año perfecto para sacudirme de una vez por todas la pereza y publicar las cosas cuando las termino en vez de dejarlas en el cesto de los proyectos olvidados.

Chal nuevo, año nuevo.
¡Feliz 2019!
Duck egg blue Milky Way

There is nothing better for a New Year start than fulfilling a promise I made the year before and then face with energy the year review that I shall be doing once I get the stats organised. The promise I am talking about was to publish this shawl as soon as possible instead of procrastinating. And here is the shawl!

It is the Voie lactée shawl I knitted between the end of the summer and first days of autumn when the withdrawal symptoms from being away from my needles for too long were stronger than the exhaustion after another unbearable endless summer. We had an unexpected and brief rain shower and the temperatures got a few degrees cooler so, before the sun came out and I started sweating again, I ran to the LYS and bought these skeins, having the pattern already planned on my mind.

Désabillé

I had the perfect excuse, as three weeks after my birthday is Aki's, someone I deeply admire and appreciate. We have some common interests, like pretty stationery, and she has always been very kind and attentive to me. I couldn't let this milestone pass by without sending her a personal handmade present.

Before the summer, Aki had bought a new duck egg coloured planner and it reassured me this was the shade I wanted to work with. As for the pattern, something that went along Aki's personality was in order; something sweet and feminine but not too elaborate. Shortly, this delicate shawl came to my mind as I had the pattern stored in my library for a long time but didn't have the chance to knit it yet.

Now it is habillé again

It was a simple and calm project and I knitted it during a whole month without hurries, stress or any kind of problems. Just what I needed to forget the stressful summer and go back to my usual rutine in high spirits. It will remain in my memory not only as a beautiful gift for someone special to me, but also as a remembrance of the quiet evenings in which the dark came a little earlier everyday while I was placidly knitting and enjoying every minute of it.

This shawl is heart-shaped, trouble-free and suitable for beginners. I recommend it to all knitters, beginner and experienced alike, as this pattern is simple enough but not boring. This is the shawl info for those too lazy to visit the project Ravelry page:

Voie Lactée
Yarn: 1 14 skeins of 80% alpaca, 20% merino Rowan Fine Lace, colour chalk 942.
Needles: 4,0 mm / US 6.
Size: 115 x 50 cm at widest part when measured in its natural heart shape.
Pattern: Voie lactée de Mam'zelle Flo (English and French).
Modifications: made a bigger size knitting row 95 as eyelets row instead of row 77.

Voie lactée watercolour

I included a watercolour illustration of the shawl as part of the gift. I decided to do this in every item I make for presents or barters from now on; not for nothing I studied Fine Arts, even if it doesn't show anymore since my skills are rusty from all these years apart from the brushes and need some polishing.

The parcel arrived in its destiny before due date (a miracle you only get to see in leap years) and I am certain the recipient was delighted by both shawl and illustration. :-)

Etereal and delicate waves

As the proverb says, all's well that ends well. I hope this promised fulfilled in the New Year is a sign of many fun knittings ahead and, why not, shaking off all this laziness of mine and starting publishing the garments as soon as I get them off my needles instead of leaving them in the neglected projects basket.

New shawl, New year.
Happy 2019!

26 comments

  1. My Gosh! The shawl is a pure perfection! I am stunned with your neat work and the tender and delicate beauty of the pattern. The color could not have been better for this project! Hats down to you for a wonderful finish with the painted illustration! It gives the gift even more original and unique quality!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Thank you so much for your praise, Maya! *blushes* Now I cannot imagine this pattern knitted in any other colour. It was meant to be worked in this shade, don't you think? I have been pondering over doing small illustrations of my works and dediced to get on with it not long ago. Time to put these rusty skills to work at last!
      Happy New Year ♥

      Delete
  2. Pero que precioso , es una obra de arte, lo adoro , lo amo , recuerdo que me lo hice, pero donde quedo ?? ni idea ...Ademas de la acuarela , que es tan hermosa, el color de la lana es preciosa

    un regalo muy bello

    Feliz 2019 guapa , muchos besitos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchísimas gracias, Alex. Recuerdo que conocí este patrón gracias a ti hace ya muchos años. En cuanto lo rescaté para tejerlo pensé en el tuyo. ¡No me digas que lo has perdido! Qué pena... Tienes que animarte y tejerte otro.
      Besitos.
      Feliz Año Nuevo ♥

      Delete
  3. Nuria, el chal y la acuarela son todo delicadeza, es un chal cuasi-etéreo por el color que has elegido (aunque digas azul-huevo-de pato) y también lleva unos puntos muy exquisitos.
    Se nota que lo has tejido con mucho mimo para esa amiga especial.
    Qué bien se siente uno cuando termina lo que se propone, verdad?
    Todavía falta mucho para los calores pringosos, asi que hay que aprovechar lo que se pueda.
    Un beso

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias por tus bonitas palabras, Gema. Sí que es satisfactorio terminar lo que nos proponemos, a ver si tomo nota para futuros proyectos. En cuanto al color de la lana, sé que suena chistoso llamarlo "huevo de pato", pero así llaman en inglés a este turquesa pálido (de hecho, es el nombre oficial de la agenda que me inspiró este chal) y me hizo tanta gracia que decidí usarlo en español también. ¿No es curioso?
      Besos y feliz año nuevo. ♥

      Delete
  4. Eres una artista tanto con las agujas como con el pincel. Exquisito trabajo , un gran regalo desde luego, delicado y romántico.
    Feliz 2019....

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchísimas gracias, Karmen. Con las agujas más que con el pincel, que tengo la técnica muy olvidada. ;-)
      Besitos y feliz año nuevo. ♥

      Delete
  5. Qué maravilla de chal y de acuarela!!! Una delicia de lana tejida por una artista tenía que dar este resultado, un chal Voie Lactée muy bien tejido, muy fino y delicado, precioso, sí que sí. Aki tiene que estar encantada con su regalo, no es para menos.

    Por cierto, hace muchos años intenté entrar en Bellas artes, pero no me aceptaron, mi dibujo de la Venus de milo no pasó la prueba de acceso ;)

    Feliz año nuevo!
    *Besos de colores*

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Mari Carmen. La lana es una maravilla y si la combinas con un color bonito y un patrón agradecido no puede más que salir bien. :-)

      ¡La Venus de Milo! No sabes la de veces que tuve que dibujarla en el primer año de carrera, incluso me tocó para el examen final de curso. Creo que podría dibujarla de memoria, jajaja. Qué pena que no consiguieras entrar; en mi época no había prueba de acceso, pero la reinstauraron al cabo de dos o tres años.

      Besos y feliz año nuevo. ♥

      Delete
  6. Es DIVINOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    el color, la forma....... todo es bonito; te felicito por tan exquisito trabajo.
    FELIZ AÑO NUEVO Y BESICOS.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Pilar! La verdad es que de todo lo que tejí en 2018 es lo que más me gustó.
      Besos y feliz año nuevo. ♥

      Delete
  7. Desde mi punto de vista y el desconocimiento total de la técnica, te ha quedado precioso!!!
    Dulce y elegante, la verdad es de los trabajos que mas me han gustado y como se dice por aquí "amb el morro calent" porque no me lo quitaría nunca.
    Felicidades por tu trabajo y desearte feliz año.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Moltes gràcies, Sita! Esta lana es muy agradable al tacto, caliente y suave, no pica nada. ¡Yo tampoco me lo quitaría! Como me ha sobrado bastante, a lo mejor me animo y tejo otro. ;-)
      Besets i feliç any nou. ♥

      Delete
  8. ¡Qué maravilla Alhana! Me encanta el patrón y el color que has elegido me parece que es de lo más elegante. Doy fe que tus chales y acuarelas son maravillas. Un beso.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Ana María. Todo el mérito es de la lana y del patrón, que son pura dulzura. ¿Y de que los chales me salen pequeños no das fe? ;-) Tu ilustración la hice después que ésta, así que estaba un poquito más entrenada.
      Un beso y feliz año nuevo. ♥

      Delete
  9. Me he quedado sin palabras, este chal es como etéreo!!!
    Y el dibujo es igual o más hermoso que el chal, de verdad desprende pura delicadeza.

    Con lo que me he reído un rato es con el nombre del color de la lana y con que no eres la única que acaba algo y le da pereza máxima sacar fotos.
    Un besazo y Feliz año!!!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Palmi! Etéreo es la palabra que mejor lo describe. :-) El nombre real del color de la lana es chalk (empolvado, pastel); duck egg (huevo de pato) es el nombre del modelo de agenda en el que me inspiré para elegir la lana. Si te sirve de referencia, yo tengo la misma agenda en verde y la bautizaron como pera. ;-)
      Un besazo, compañera de perezas. Feliç any nou! ♥

      Delete
  10. ¡Verde envidia cochina me acabo de poner al ver este chal tan exquisito! Yo no tengo ni dea de tejer y me parece magia. Ah, y las fotos preciosas. ¡Feliz año y que completes muchos bonitos proyectos como este!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Muchas gracias, Tere! Magia la que haces tú emparejando retales que parecen incompatibles y cosiendo patrones personalizándolos. Ya me gustaría intercambiar "poderes" contigo y que se me pegara algo de tu arte. ;-)
      Besotes y feliz año nuevo ♥

      Delete
  11. Your shawl is so beautiful that you made and I love the colored yarn you chose for this project. Your watercolor sketch of the shawl is so nice too.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Thank you, Julie! I am glad you liked it. This colour gave the whole project the sweet vibe I was looking for and I am very pleased with the result.
      Happy New Year ♥

      Delete
  12. ¡Qué maravillaaaa de chal! No me extraña que Aki quedara encantada con él
    ❤️❤️❤️. Y creo que te lo he dicho ya, pero pienso repetirme como el ajo: muy, muy fan de tus ilustraciones. Me parece un detalle precioso 😍😍😍. Me apunto este patrón, que si es válido para principiantes, lleva mi nombre. Me estoy riendo yo sola, imaginándote corriendo a la tienda, antes de que saliera de nuevo el sol, jajaja. ¡Lo que sufres en verano! Un besote inmenso, chica “Bellas Artes” (ya se te veía el rejo, con tu excelencia en los colores 😝😝😝).

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Dácil! La vena Bellas Artes siempre acaba saliendo, por mucho que quiera esconderla. Si no son los colores en pigmento serán en digital o en las lanas, no puedo evitarlo. ;-) No me recuerdes el verano, que sólo faltan cinco meses para que se nos eche encima el calor asfixiante y deje de poder hacer cosas. ¡Tengo que tejer todo lo que pueda antes de eso!
      Un besote y feliz año nuevo ♥

      Delete
  13. Impresionante... no tengo palabras...
    Bueno.. si... me muero de envidia!!!
    Jejeje

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Jajajaja! Qué ocurrencias tienes, Ana. ¡Muchísimas gracias!
      Besos.

      Delete

Gracias por tu comentario y por tu visita. ♥
Thanks for your comment and for stopping by. ♥ 
Obrigada pelo seu comentário e a sua visita. ♥