On my needles — Spring 2019


La primavera la sangre altera. Y, en mi caso, además de alterarme la vida con problemas de salud (¡hola, alergia!), me trastorna con preocupaciones que no son tales derivadas del aumento de vida social, deberes ciudadanos varios y chorradas que mi cabeza inventa conforme suben las temperaturas y se alargan los días. Menos mal que están las agujas y las lanas para mantenerme cuerda, que si no...

Así pues, entre estornudo y estornudo, esta primavera estoy...

Calcetando

Myrrine

1. Myrrine. Lo terminé a finales de marzo, con la primavera recién empezada, aunque el calor llegó antes de que pudiera estrenarlo. Cumpliendo con los propósitos de Año Nuevo y terminando proyectos con disciplina como una campeona. Próximamente en sus pantallas; es decir, cuando se pase el verano y pueda ponérmelo.

Olive

2. Olive. Tuve que deshacer y empezarlo de nuevo tres veces hasta dar en el clavo con los puntos necesarios y tipo de montaje para el motivo que lleva en el bajo. Seguiré la estructura del Myrrine para el cuerpo y haré calado también en las mangas, ya veremos cómo.

Canary Island

3. Rock Island. O, como lo he rebautizado, Canary Island. Proyecto no-tan-secreto para un intercambio con la canariona más dicharachera de Barrio Sésamo en su color favorito. ¡Cómo me gusta a mí un buen intercambio! ♥

Estudiando

4. Capítulos 23 y 24 del Lingua Latina Per Se Illustrata. Dejamos atrás el participio de futuro para adentrarnos en los misterios del —glup— pretérito plusquamperfecto. Sé conjugarlo, pero no utilizarlo. ¡Socorro!

Viendo

5. Sıla. Después de tres años de espera y seis meses acompañándome todas las noches después de la cena, digo adiós a esta maravillosa historia que parece sacada de Las mil y una noches y me tomo un descanso de las telenovelas. Nunca te olvidaré.

Leyendo

6. Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan. Desternillante y loca historia sobre el mundo de los multimillonarios asiáticos. Lo que mi adorada Jane Austen hubiera escrito si hubiera vivido en la Singapur del siglo XXI. Glamour, horteradas y derroche de dinero a partes iguales, salpicado de mucha ironía.

7. La boda de Rachel Chu, de Kevin Kwan. O cómo desgraciar un libro cambiándole el título en la edición española. Continuación de Locos, ricos y asiáticos. Tan extravagante como su predecesor, aunque pierde la capacidad de sorpresa.

8. Herejes y Ortodoxia, de G.K. Chesterton. Lo que iba a ser la lectura de Cuaresma se ha convertido también en la de Pascua y casi llegamos a Pentecostés (leer cosas serias no es lo mío). Muy interesantes y entretenidas para ser ensayo.

9. Las brujas, de Roal Dahl. Recuerdos de infancia para desintoxicarme un poco del empacho cuaresmal de lectura de persona seria. ¡Las brujas siguen aterrorizándome igual que cuando tenía once años! :-)

10. Fabiola, o la Iglesia de las Catacumbas, del Cardenal Wiseman. Otra lectura de infancia que recordaba con mucho cariño. A mí me das leyendas de santos mezcladas con historias de romanos y me haces más feliz que una perdiz. Y si hay alguna que otra cita en latín ya ni te cuento.

Se nota que paso menos tiempo online, salgo a pasear más y me acuesto más temprano: en solo cinco meses ya llevo leídos casi el total de libros que me había propuesto para este año. Ver solamente una hora al día de vicio telenovela y dejar los videojuegos tiene sus recompensas. ;-) ¡Ay! Si tan solo pudiera tejer a la mitad de velocidad que estornudo cuántas cosas más para enseñar tendría...

¡A... aaa... chís!

Spring fever is on fire. Not only suffering from my annual health issues (hello, alergies!), I am also under the weather with silly worries derived from a more active social life, some civil duties and other made-up nonsense that dwell in my head when the temperatures start going up and the days are longer. Luckily I have yarn and needles at hand to keep my sanity in check!

Between sneezes, these days I am...

Knitting

Myrrine

1. Myrrine. Finished back in March when spring had just started, I never got to wear it before the temperatures went up —lovely weather here, let me tell you. Keeping my New Years resolutions and finishing projects like a disciplined boss. Post coming soon —that is, after summer when temperatures drop.

Olive

2. Olive. I had to frog and start again three times until I got the correct number of stitches and best cast on technique for this edge motif. This sweater will follow Myrrine's basic structure and will probably have the lace motif on the sleeves too if I find a neat way to integrate it.

Canary Island

3. Rock Island. Or, as I named it, Canary Island. A not-so-secret project to barter with my favourite Islander in the world. How do I love a good and meaningful swap! ♥

Studying

4. Chapters 23 & 24 from Lingua Latina Per Se Illustrata. We leave behind the future participle to go deep into the pluperfect. I know how to conjugate it but not when to use it. Help!

Watching

5. Sıla. After three years waiting and six months watching after supper, we say good-bye to this lovely story that seemed to be taken from The Arabian Nights. Taking a break from soap operas to emotionally recover from this. I will never forget you.

Reading

6. Crazy Rich Asians, by Kevin Kwan. Outrageous, extravagant and funny story about super-rich Asians. What my beloved Jane Austen would had written if she had lived in 21th century Singapore. Glamour, tackiness and wasteful spending sprinkled with lots of irony.

7. China Rich Girlfriend, by Kevin Kwan. Crazy Rich Asians second part and equally extravagant, although the surprise factor is now lost.

8. Heretics and Orthodoxy, by G.K. Chesterton. My intended Lent reading that turned out Easter and almost Pentecost reading as well (I am not fit for serious readings). Very interesting and enjoyable for a essay.

9. The Witches, by Roal Dahl. Childhood memories to detox from Lenten Serious Readings. The Witches still terrify me as if I were an eleven-year-old again! :-)

10. Fabiola: Or, The Church of the Catacombs , from Cardenal Wiseman. Another sweet childhood memory. Give me any legend of the Saints mixed with Roman stories and make me happy. Throw in a bunch of Latin quotes and I will be head over heels.

Being offline pays off. I take longer walks more often and I go to bed earlier. I have read all the books I had planned for the whole year in just five months. Watching just one hour of drama and quitting the Videogame is truly rewarding. ;-) Alas! If only I could knit as fast as I sneeze how many garments to show I would have?

A—aaa—choo!

18 comments

  1. ¡Madre mía! ¿Qué clase de pilas te has puesto? ;) Esto es un no parar, a pesar de los estornudos. ¡Qué envidia me estás dando con la lectura! estos últimos meses apenas he podido leer nada. Y qué decir de las fotos de tus tejidos: Simplemente me han enamorado.
    Besos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias por los piropos, Ana María. ;-) Me esfuerzo con las fotos para poder sacarle todo el jugo a mi cámara nueva, pero aún estoy muy lejos de saber manejarla. Para que salga una buena descarto unas veinte, jajaja. No me he puesto ningunas pilas, es la primavera que lo mismo me deja hecha un trapo que me revoluciona. Suelo llevar un libro en el bolso, así leo en el parque, en el transporte o en cualquier sala de espera. Además, también leo por la noche un ratito en la cama. Poco a poco estoy volviendo a mis hábitos de lectura de adolescente, antes de que Internet trastornara mi vida. :-)
      Besos.

      Delete
  2. Si que estas productiva, tus creaciones tienen una apariencia fabulosa, me gustan muchisimo,a mi antes me daba por leer, pero me pasaba que no sabia dosificar la lectura y si el libro me emganchaba no lo dejaba hasta llegar al final...no hacia mas que leer en mi tiempo libre, ni tejer, ni caminar, ni nada.... Ahora hace tiempo qie no cojo un libro.Tengo unos cuantos en la estanteria que esperan ..con disciplina igual me atrevo a zambullirme en su lectura😊

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Karmen! Relativamente productiva, a mí me gustaría haber terminado antes los jerséis para poder estrenarlos, pero no ha podido ser. ;-) Yo también solía devorar los libros de una sentada, aunque se me hiciera muy tarde en la madrugada. Con el tiempo he aprendido a dosificarlos, así me duran más tiempo. Hazte el ánimo y empieza esos libros ahora que llega el verano, con lo largas que se hacen las tardes tienes la excusa perfecta.
      Un besazo.

      Delete
  3. Hola Nuria¡¡
    Tengo una amiga que recomienda, de vez en cuando, la deshabituación tecnológica (desenchufar móvil, ordenador, tablet, etc) para conectarse en el mundo real y veo que lo estás practicando. Y es que estar todo el día viendo imágenes en la red, atonta un montón.
    Esos colores -grises y mostazas- son preciosos, el Myrrine lo has acabado con éxito y el Olive me encanta con ese calado. El Rock/Canary Island es una pasada... no lo has bloqueado, verdad?
    Espero que la primavera y sus alergias se pasen rápido.
    Un besito y nos vemos pronto en el BtoB.
    PD: no sé que le pasa a mi blog, pero no me deja contestar a vuestros comentarios desde allí. Help¡¡¡

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Hola, Gema! Tu amiga tiene toda la razón, no hay como salir al exterior sin dispositivos electrónicos para darte cuenta de lo maravilloso que es el mundo. :-)
      Hice la foto al chal recién terminado antes de ahormarlo, qué vista de lince tienes. Esperaré para enseñarlo a que su futura dueña lo vea primero para no estropearle la sorpresa. ;-)
      Un besito (te mando un email para ver si solucionamos lo del blog)

      Delete
  4. Sorry to hear you are still battling allergies. I've been done them for a month now - enjoying myself until September .. and then the allergy battle will resume....
    I am astonished and in awe with your amazing projects! Your meticulous knitting is mind-blowing and the colors you choose for them are just perfect!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sorry to hear you will have to battle allergies in autumn too, Maya. Mine are related to the olive tree blossoming season so it will be over the moment the fruit starts to grow (hopefully soon). As for the knitting projects, thank you very much! I am truly enjoying this year projects, investing time and researching techniques and colour combinations. Crafting is more fun when you fully immerse yourself in it, isn't it? :-)

      Delete
  5. Oooh, cuántos proyectos nos muestras, y a cuál más bonito. Ya nos enseñarás cómo te quedan esos jerséis, el Olive tiene un calado chulísimo, el reultado final tiene que ser precioso. Y tu amiga canaria estará encantada con ese chal tan "alegre".
    A seguir disfrutando de tus lecturas, yo tengo la lectura abandonada, yo que era una "devora libros"...bueno, ya mismo comenzaremos una lectura grupal 😉

    A...aaa...chís... vaya semanitas... y qué nochecitas, estoy reventaaaaa, ya nos queda poco.

    *Besos de colores*


    ReplyDelete
    Replies
    1. ¿Tú también sufres en silencio, Mari Carmen? Vaya temporadita que llevamos... Estoy deseando que termine la floración del olivo porque no puedo más. Creo que por eso estoy leyendo tanto últimamente, no tengo fuerzas para actividades más exigentes. Menos mal que me has recordado la lectura grupal, tengo que conseguir el libro antes de que me pille el toro. ¡Y muchas gracias por los piropos! A mi amiga canaria le encanta el amarillo canario, así que todo queda en casa (no veas las risas que me pegaba mientras tejía y pensaba en esa bobada).
      Besos.

      Delete
    2. Oh, sí 😦
      Soy alérgica a varios tipos de pólenes, hongos, y pelos de animales, pero el olivo... aiiinnnsss, con el olivo no puedo, a parte del histamínico tengo que tirar de los inhaladores, mascarilla, es horrible. Durante la floración del olivo intento no ir al pueblo de mi marido, en Jaén, rodeado de olivares. Aquí en la costa, tengo alergia, duermo fatal, cansancio...pero lo llevo mejor que en mi pueblo, o en el de J.
      Ya nos quedan umos días de tortura, ánimo.

      *Besos de colores*

      Delete
    3. Uf, mira que se pasa mal... Nunca había conocido a nadie con una alergia más fuerte que la mía. Por aquí, sin ser tierra propiamente dicha de olivos, hay muchísimos. Están en la ciudad como árbol decorativo y todo el mundo que posee un terrenito en el campo tiene algún que otro olivo para hacer aceite para consumo propio. Estamos rodeados. No me quiero ni imaginar cómo será en Jaen. ¡Menuda pesadilla!
      Un abrazo muy fuerte, ya queda poco.

      Delete
  6. Que preciosidades que haces ... ya me pasarás la receta para que el tiempo te cunda tanto y hagas todas estas maravillas.
    El Myrrine tiene una pinta espectacular, pero el el calado del OLIVE me ha dejado con la boca abierta, para mí esto es calcetar a un nivel superior ... yo ya no sé si sabría hacer el punto derecho.
    Y el Roch Island tiene un colorido que su destinataria lo lucirá y lo disfrutará de lujo con el negro de las playas y el verde de las Islas y le cojín de fondo es precioso.
    Mis lecturas no llegan a tu nivel ... jajaja como ya te conte ahora estoy con novelas infantiles ... tienen su que, que me trasladan a mi infancia/adolescencia.
    Espero que ya no te quede mucho de sufrir con las alergias.
    Un BESAZO!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Moltes gràcies, Palmi! La receta consiste en no hacer nada más, básicamente. Estuve una temporada compaginando el tejido con otras actividades y al final se resintió. Ahora tejo mucho y no hago bolillos. ¡Me faltan manos! Las novelas infantiles también tienen su aquel. Léele el de "Las brujas", le encantará y horrorizará a partes iguales. ;-)
      Un besazo.

      Delete
  7. ¡Qué bonitas tus labores! Los colores, los calados, todo me encanta. En cuanto a las lecturas, Chesterton nunca defrauda. Si quieres seguir con él, tiene un libro de viajes por España la mar de curioso. Roal Dahl también es un valor seguro. "Fabiola" la leí en mi infancia de colegio de monjas y no la recuerdo muy bien, aunque puedo darte el dato irrelevante de que el Cardenal Wiseman nació en Sevilla (en España había muchos católicos irlandeses exiliados). Lo de estudiar latín me fascina totalmente y me llena de admiración sin igual...
    Besitos

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Tere! A pesar de las alergias he estado ocupada esta primavera y llenándolo todo de color sin polen (es la ventaja de las lanas). Me apunto el libro de viajes de Chesterton, me encanta su estilo mordaz y tengo curiosidad por saber qué dice de España. Otro dato irrelevante: tanto la casa en que nació el Cardenal Wiseman como la calle donde está situada se han renombrado como Casa Fabiola y Calle Fabiola respectivamente. Algún día viajaré a Sevilla y serán tantas las visitas obligadas que voy acumulando que nunca volveré a casa...
      Un besote.

      Delete
    2. La Casa Fabiola la han transformado hace muy poco en uan museo bastante decimonónico (en todos los posibles sentidos malos de la palabra) que te puedes ahorrar de todas todas. El entorno en el que está sí merece la pena. Y si algún día bajas me ofrezco a hacerte una ruta y a acompañerte a lo que pueda :)
      Besos

      Delete
    3. ¡Menudo bajón! Yo pensaba que la habían convertido en casa-museo y sería interesante de visitar. Lo tacho de mi lista entonces. Gracias por el ofrecimiento, no me imagino una guía mejor para visitar Sevilla así que te tomo la palabra. ;-)
      Besos.

      Delete

Gracias por tu comentario y por tu visita. ♥
Thanks for your comment and for stopping by. ♥ 
Obrigada pelo seu comentário e a sua visita. ♥