Pink lightsabers

Yarn Sorbet
Bodegón lanero rosa

Estas agujas ya no están en el mercado. Son las Spectra de Knit Pro y fueron las primeras agujas intercambiables que se vendieron en unos grandes almacenes en España. Entré en contacto con ellas en 2009 y a día de hoy siguen siendo las agujas con las que tejo casi todo —excepto los calcetines, para los que prefiero usar pinchitos de bambú.

Desde niña aprendí a tejer con agujas rectas: me enseñó mi madre, así como a hacer ganchillo, pero nunca llegué a tejer nada porque sentía que era incómodo. De niña una simple bufanda se me antojaba un proyecto largo y tedioso, y tejer por tejer sin un objetivo era perder un tiempo precioso que podía emplear en jugar o leer.

Más tarde, siendo adolescente, retomé las agujas y el ganchillo con placer. Hice un par de tapetes y aprendí a leer los gráficos. Era como saber leer partituras; se me abrió un mundo nuevo. Pero seguía sin gustarme hacer calceta: que si tejía muy prieto, que si retorcía los puntos, que si se me quedaban agujeros por todas partes... Y lo peor, sufría calambres.

Hasta que descubrí las agujas circulares intenté tejer innumerables veces, pero siempre tenía que dejarlo estar después de varios minutos al tener los brazos casi paralizados por el dolor. El peso de las agujas rectas tradicionales que tenía mi madre, el agarre forzado de las manos y el contacto del metal era (y sigue siendo) insoportable para mis brazos.

Gracias a estas agujas soy tejedora. No las cambiaría por nada del mundo. Los grandes gurús del tejido recomiendan mejores marcas y materiales: que si metálicas deslizan mejor, que si con la punta más afilada se teje más rápido, que si la rosca es más resistente y no se rompe... ¡Qué prisas! Ni que esas agujas tejieran solas, aunque cualquiera lo diría por el precio que tienen.

Sin embargo, en los nueve años que tengo este pequeño juego de agujas acrílicas nunca he tenido ningún problema con ellas. Procuro tratarlas muy bien porque las quiero mucho. Sí, son de plástico; escandalicémonos todos. No, no se han roto; son tan resistentes como cualquier otro material. A veces me pregunto qué tipo de trato les dan a las pobres para que se les rompan con tanta facilidad. La única que he roto, y digo bien porque me senté encima sin darme cuenta, era de bambú.

Knit Pro las ha retirado de su catálogo. La casa ha ido mejorando sus productos y añadiendo nuevos, y su evolución es la línea Trendz, que ofrece un color diferente para cada grosor. Para mí no es lo mismo... Cuando las compré todavía vivía mi media naranja, un marvelzombie muy aficionado a La Guerra de las Galaxias, y en broma las llamaba "sables láser rosa" cuando me veía tejer. Así las llamo yo cariñosamente y es gracias a ellas que tejer es mi superpoder.

Aquí va mi pequeño homenaje.
Muchas gracias por leerme.

La publicación de hoy forma parte del proyecto Back to Blogger, una iniciativa puesta en marcha por Mademoiselle Alex. El tema para el mes de noviembre es el color rosa. Podéis pinchar en el enlace para leer de qué va el tema y conocer al resto de participantes:


Yarn Sorbet
Pink yarn still life

These needles aren't available anymore. They are Spectra by Knit Pro and were the first interchangeable needles sold on certain department stores in Spain. I found them in 2009 and still use them today to knit almost everything but socks, since I prefer using bamboo skewers for them.

I learnt knitting with straight needles when I was a child: my mother taught me, as well as crocheting, but I never completed anything because it felt uncomfortable. As a child, a simple scarf seemed a big boring project and just knitting for practice without a goal was wasting a time I could spend playing or reading.

Later as a teenager I took up the needles and hook again with pleasure. I crocheted a couple of doilies and learnt to read charts. It felt like reading music sheets; a new world opened before me! But I still couldn't have any fun knitting: I either held the yarn too tight or twisted the stitches and there were holes everywhere... And the worst of it, I got cramps.

Until I found circular needles I had attempted to knit countless times, but always had to stop after a few minutes because my arms were almost paralyzed by pain. The weight of my mum's traditional straight needles, the forced grip on my hands and the feel of metal was (and still is) unbearable for me.

I am a knitter thanks to these needles. And I wouldn't change them for anything. The great knitting gurus recommend better brands and materials: metal needles have more slip, pointier needles help you knit faster, connections are sturdier and won't break... Stop! One would think those wonderful needles knit on their own —they should seeing what they cost.

However, I have been using this acrylic needle kit for nine years and I never encountered a problem. I treat them nicely because I love them very much. Yes, they are plastic (oh my gosh!) No, they haven't broken; they are as sturdy as any other material. Sometimes I wonder how do they treat their needles for them to break so easily. The only one I ever broke was a bamboo one when I inadvertently sat on it.

Knit Pro has removed them from their catalogue. They have improved their products and added new ones, and the evolution of these needles is the Trendz line, which now offers a different colour for each number. It is not the same for me... When I bought them my significant other was still alive and, being the great marvelzombie and Star Wars fan he was, he usually joked and called them "pink lightsabers" when I was knitting by his side. This is what I fondly call them too and thanks to them knitting is my superpower.

This is my little tribute to them.
Thank you so much for reading.

30 comments

  1. ahh no sabia que ya no las venden, yo tambie tengo las mismas y las quiero mucho , pero sabes lo mas hermoso es que te recuerdan a esa personita que siempre estara contigo , y es lo mas hermoso.sabes este post , el de monica y el mio han sido especiales por recordar personitas que ya son Angelitos en el cielo y que nos cuidan sin duda..... un abrazo de oso y a seguir creando con aquellas agujas magicas y llenas de recuerdos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, Alex. Yo tampoco sabía que las habían retirado hasta que intenté comprar un par nuevo y me di cuenta de que había de muchos tipos excepto éstas. Una pena, son las que más me gustan. Me parece muy curioso cómo todas hemos coincidido con el tema de noviembre al recordar a seres queridos a pesar de hablar de cosas tan distintas. ¡Qué bonito está resultando el reto!
      Un beso enorme.

      Delete
  2. Yo tengo las que son de colores, porque como bien dices, ya no las venden en color rosa. Las quiero mucho porque fue el regalo de una qurida amiga en un pais lejano.
    Que entretenido es ver las perspectivas de cada participante de un mismo tema. Fascinante!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Hola, Mar! Al tenerlas de colores puedes distinguir el grosor sin necesidad de medirlas, ya que el número termina borrándose con el uso. En ese sentido han mejorado mucho el producto. Qué buen regalo te hizo tu amiga, espero que lo disfrutes mucho cada vez que tejes una prenda pensando en ella.
      Besos.

      Delete
  3. Qué colorido¡! Realmente parecen fluorescentes.
    Es increíble cómo hay ciertas cosas que nos transportan a otros momentos vividos. Solo una tejedora puede entender que unas simples agujas (de plástico) puedan recordarte tantas cosas.
    De alguna manera, al tejer, se transmite una parte de tí, que se queda atrapada entre los puntos y en las agujas.
    Un beso

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, Gema. Tienes razón, son algo más que unas agujas de plástico en el momento en que me trasladan a otro tiempo. Les tengo mucho cariño, por lo que significan y por lo que me han ayudado a crecer.
      Un beso.

      Delete
  4. grrr....creo que borré el comentario, en vez de publicarlo...
    Me gustó mucho tu historia, yo siempre he querido tener un juego de esos palillos (así se dice en Chile), pero son carísimos.
    Casi no puedo creer cómo coincidimos en recordar personas queridas, que ya no están, a través del reto de este mes.
    Cuida tus sables láser, no sea que caigan en manos equivocadas 😁
    Saludos!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, Mónica. No sabía que en Chile se llamaban palillos, pero lo cierto es que tiene mucho más sentido que llamarlos agujas porque esa es su forma. ;-) Qué pena que no puedas comprar un juego, son muy cómodos para tejer. ¡Y qué curioso! El reto nos ha unido este mes un poquito más si cabe a través de nuestros recuerdos.
      Besos.

      Delete
  5. ¡¡Vaya historia la tuya con las agujas!! y por cierto me parecen muy bonitas, además lo de los superpoderes tejeriles me ha encantado. BESICOS.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Gracias, Arish! Lo de los superpoderes no lo he inventado yo, pero es verdad que con estas agujas me siento capaz de tejer cualquier cosa. ;-)
      Besicos.

      Delete
  6. ¡Me ha encantado tu historia! Un beso.

    ReplyDelete
  7. It has always been a mystery to me how people can use these to create mind-blowing creations! The years of practice, trial and error and pain you invested in mastering the needles have been wort it, for anything you do with these is a kind of a masterpiece. And what a beautiful way to remember your significant other....

    ReplyDelete
    Replies
    1. Thank you, Maya. Knitting needles or crochet hook, they are just tools for creating wonders from a strand of yarn. As any other trade, practice is what makes you improve and master it. :-) I like to think my significant other would be proud of me.
      Have a great week!

      Delete
  8. Pero Alhana... ¡es que las metálicas deslizan más! 🤣🤣🤣 Está claro que las tuyas son perfectas para tejer. Sólo hay que ver las maravillas que haces con ellas. Si encima están asociadas a buenos recuerdos (chiquilla, me has sacado la lagrimilla) eso las hace aún más valiosas. Así que me parece estupendo que las defiendas a capa y espada láser. Lo tuyo definitivamente es un superpoder. Un besazo too canarión.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Dácil, las metálicas deslizan más... y si te descuidas se te escapan los puntos, hacen ruidito al chocar y dan calambres. ¡No me vas a convencer! :Þ Sabes láser rosa forever. ;-) Los recuerdos son buenos y tristes al mismo tiempo, pero siempre intento quedarme con lo agradable. Espero que estas agujas no se me rompan nunca.
      Besotes peninsulares.

      Delete
  9. Me ha puesto el vello de punta esta entrada.
    Me encanta leerte y sobretodo ver las maravillas que haces tejiendo, que aún no tener idea de tejer, no dejo de apreciar a las personas que son capaces de hacer sus propias creaciones y ver las obras de arte que tejes.
    Me ha conmocionado enormemente tu historia y lo bonito que lo has explicado, entrañable, melancólico pero sin dolor (entiéndeme se denota la aceptación, difícil pero al fin y al cabo necesaria).
    De verdad un fuerte y apabullante abrazo de todo corazón.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Sita. Tejer no tiene más misterio que cualquier otra labor: solo se trata de seguir las instrucciones y crear una pieza con paciencia y cariño. Todos podemos aprender; si he aprendido yo... Estas agujas me traen muchísimos recuerdos, ahora es imposible tenerlas en las manos y no pensar en todo lo que fue y lo que pudo haber sido.
      Una abraçada gran de tot cor per tu també.

      Delete
  10. Ohhh!!! Quina llàstima que ja no les facin més, perquè el color es veu a llegües ... a mi m'anirien de perles per veure-les bé i no perdre-les al sofà ... jo crec que lws tinc de fusta de colors, però no en sèrie 😅 sinó un parell de n°.
    Una abraçada

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ara en fan cada número de un color, que també són molt boniques però no és el mateix (ja no són rosa!). Els meus els vaig comprar a poc a poc, tampoc tinc tots els números, només els que necessite. De fusta tinc un parell perquè tan fins no en fan de altre material.
      Una abraçada per tu també, Palmi.

      Delete
  11. Acabo de pedirme un kit de agujas circulares para Navidad, justo antes de leer esta entrada tuya, mira tú qué casualidad... Te pediré consejo sobre patrones de cosas tejibles (bonito palabro). Y de paso, así, casi sin querer... te conocemos un poco más....
    Besos

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¿Agujas intercambiables? ¡Qué bien! Tienes que enseñármelo cuando te llegue. Cuenta conmigo para lo que necesites, Nekane: patrones, puntos, técnicas... Con tu permiso, añado "cosas tejibles" a mi vocabulario, que me ha gustado mucho la expresión. ;-)
      Besos.

      Delete
  12. Muy bonita tu historia con los comienzos tejeriles, yo tengo un problema desde pequeña, y ya a estas alturas no creo que tenga solución, y es que no hay manera de que use un dedal cuando estoy cosiendo, cosa que mi madre como modista odia, jajaaaa, es que no lo aguanto.
    Respecto a tus agujas circulares, éstas en concreto no las conocía, son muy bonitas, una pena que las hayan retirado de la venta. Yo tengo agujas circulares pero de las clásicas, de las primeras que salieron, pero es verdad que cada vez las hacen más coloridas y llamativas, no tan sosas como las mías ;)
    Voy a ver de qué va Back to blogger.
    Besos de Colores!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Mari Carmen. Si te sirve de consuelo yo tampoco uso dedal: si me lo pongo en el índice empujo la aguja con el corazón, si me lo pongo en el corazón empujo con el índice, jajaja. Haga lo que haga mis dedos van por libre. ;-)
      Probé unas agujas circulares fijas antes de descubrir estas, pero eran metálicas y el cable de silicona, no podía trabajar bien con ellas. Gracias a estas preciosidades sigo tejiendo y aprendiendo cosas nuevas en cada proyecto.
      Si pinchas en el enlace de Back To Blogger te llevará a la página de la organizadora donde tienes toda la información y un correo de contacto por si te apetece unirte al reto. :-)
      Besos.

      Delete
  13. ¿Ya no están en el mercado? pues yo tengo unas cuantas de esas. Voya tener que guardarlas bien a ver si se van a convertir en objeto de colección o algo así, jajajaja.

    Qué historia más bonita. Yo también aprendía tejer de la mano de mi madre y con agujas rectas. Estas agujas rosas también fueron las primeras con las que me inicié en el tejido en circular. No las cambio, claro que no. Ahí siguen en perfectas condiciones. Yo no me compré un juego, fui comprando diferentes números según iba necesitando y tengo unas cuantas. Mis últimas adquisiciones ya son de madera, excepto las de calcetines, que al ser más finas no son intercambiables, y ésas las tengo todas de metal.

    Me ha encantado leer tu historia.

    Bicos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pues no las he vuelto a ver en las tiendas y en la página web de Knit Pro tampoco aparecen, así que supongo que están descatalogadas. Yo también las fui comprando sueltas poco a poco, por eso todas son del mismo color; en el kit eran de un color diferente cada par. Aunque se conviertan en objeto de colección no las cambiaría por nada del mundo, jajaja. Para tejer calcetines uso agujas de doble punta de bambú, con las circulares me hago un lío tremendo (soy bastante torpe).
      Biquiños.

      Delete
  14. Those are gorgeous colored knitting needles you have. I learned to knit many years ago by my mom and aunt but unfortunately I can only knit a scarf or a simple hat. I do love crocheting and it seems to be easier for me. :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Thanks, Julie! I have been crocheting for many years before I picked up the knitting needles again because crochet is much easier indeed. Nowadays I enjoy both crafts. :-)
      Hope you have a great Christmas time!

      Delete
  15. Pues yo también tengo algunos números de las rosas ( 6 y 7)... aunque las que más me gustan son unas que son marmoleadas y otras metálicas con las que hago los calcetines. Pero yo no tengo superdoderes para tejer, sino fuera por el blog de Didi seguiría perdida. Besotes.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Mavi, creo que las marmoleadas que dices son de madera, yo también tengo un par. Con las metálicas en cambio no puedo, así que siempre ando buscando otros materiales que no me den problemas. Los superpoderes se adquieren trabajando con constancia, así que no te des por vencida y sigue tejiendo con ayuda de Didi porque haces unas cosas preciosas.
      Besos.

      Delete

Gracias por tu comentario y por tu visita. ♥
Thanks for your comment and for stopping by. ♥ 
Obrigada pelo seu comentário e a sua visita. ♥